asesoria financiera

Ventajas de contratar asesoría financiera

Ante la decisión de contratar un equipo de profesionales en asesoría financiera, nos surgen algunas dudas que determinarán el tipo de asesoría que más se ajuste a nuestras necesidades. Por lo que la contratación de una asesoría financiera requiere de un cuidadoso análisis de coste/beneficio.

 

¿Por qué contratar servicios de asesoría financiera?

La mayoría de nosotros queremos un futuro financiero seguro, y dedicamos una cantidad considerable de tiempo a la planificación de nuestras finanzas. Tratar con asuntos como el pago de las cuentas diarias, la educación de los niños, las hipotecas, el ahorro, etc. puede ser bastante abrumador y a menudo conduce al estrés.

Una buena asesoría financiera nos ayudará a establecer un plan financiero general y a estar bien preparados para situaciones futuras. De acuerdo con los expertos, aquí hay algunas razones por las que se debe contratar a un asesor financiero:

  • Establecer metas financieras nos ayudará a conseguir nuestros objetivos y nos marcará el camino correcto. Una buena asesoría financiera puede ayudarnos a establecer esos objetivos y, sobre todo, a alcanzarlos.
  • Recomendar y gestionar aquellas inversiones rentables que son beneficiosas para asegurar nuestro futuro financiero.
  • Planificar un plan de ahorro que nos permita afrontar situaciones financieras adversas. También nos ayudará a saldar deudas y a controlar los problemas de liquidez que puedan surgir
  • Planificar la jubilación en términos de cuánto debemos destinar al ahorro en función de nuestras necesidades personales.
  • Recomendar aquellos seguros de vida, médicos, de propiedad, entre otros más óptimos.

La planificación financiera te ayuda a manejar mejor tus finanzas

Los profesionales de una asesoría financiera examinan nuestra situación financiera, nos ayudan a identificar qué objetivos perseguimos y nos recomiendan distintas maneras para lograr estos objetivos. A través de la planificación en asesoría financiera podemos determinar cuánto dinero ahorrar, cómo y cuándo pagar impuestos y los gastos mensuales. Podemos utilizar los presupuestos y controlar los patrones de gasto para asegurarnos en qué gastamos el dinero. Todo esto nos ayudará a administrar mejor los recursos y a alcanzar nuestras metas financieras.

¿Cómo tomar buenas decisiones de inversión?

Una asesoría financiera puede ayudarnos a tomar buenas decisiones de inversión basándose en nuestros objetivos financieros y en nuestra tolerancia al riesgo. A través del planificador, podremos seleccionar aquellas inversiones que más satisfagan nuestras necesidades y objetivos, ya sean a largo plazo, a corto plazo o de alta liquidez. Al contar con un servicio de asesoría financiera evitaremos pérdidas de dinero, ya que el asesor conoce los movimientos del mercado de valores y tiene la capacidad y el conocimiento de navegar fácilmente por las bolsas de valores.

¿Cómo planificar la jubilación?

Un asesor financiero nos aconsejará sobre el mejor plan de jubilación que podemos tener y nos ayudará a diseñarlo basándose en aquellos aspectos de nuestra vida profesional y personal y, sobre todo, teniendo en cuenta aquellos aspectos macroeconómicos propios de cada país. ¿Qué puede hacer una asesoría financiera por nosotros?

  • estima los gastos de subsistencia que necesitaremos en el futuro, basándose en lo que esperamos de nuestra jubilación, tanto desde el punto de vista financiero como de estilo de vida.
  • Determina la cantidad de dinero necesario para llevar un estilo de vida cómodo cuando llegue el momento de jubilarnos. Los gastos en los que probablemente incurrirá durante la jubilación y los cambios en el coste, tales como los seguros, que probablemente ocurrirán.
  • Asesora sobre cómo manejar los bienes en caso de asuntos familiares como el divorcio y el matrimonio. Un planificador financiero aconseja también, sobre cuestiones relacionadas con el seguro y los bienes en caso de matrimonio o ayudar a revisar cómo un acuerdo puede servirte a largo plazo en caso de divorcio.
  • Planifica la toma de decisiones relacionadas con planes de jubilación, inversiones y seguros en caso de fallecimiento de un cónyuge. Una escritura de renuncia bien preparada puede ser necesaria cuando se cambia la naturaleza de la propiedad marital o cuando alguien desea ser removido del título.

¿Cuándo es importante contar con los servicios de una asesoría financiera?

A menudo buscamos los servicios de un equipo de profesionales de una asesoría financiera cuando debemos hacer frente a cambios o situaciones concretas de nuestra vida. Estas situaciones pueden ser diversas, en este documento hemos reunido los más comunes:

  • Estoy a punto de jubilarme y quiero asegurarme de que mi situación financiera es la correcta.
  • Acabo de recibir una herencia y necesito saber cómo invertirlo o gestionarlo.
  • Contraje matrimonio recientemente y necesitamos ayuda para gestionar nuestras finanzas como pareja.
  • Me divorcié o enviudé y necesito ayuda para seguir adelante financieramente como una persona soltera.
  • Mis padres están envejeciendo y ellos/nosotros necesitamos ayuda para organizar sus finanzas generales.
  • Desconozco el mercado financiero y necesito ayuda profesional para una correcta planificación financiera
  • Conozco el mercado financiero y de inversiones pero necesito una segunda opinión para ver si puedo hacerlo mejor.

Con lo comentado hasta el momento, es fácil pensar que contar con los servicios de asesoría financiera para una necesidad concreta o a corto plazo, también es importante considerar su contratación a largo plazo y disponer de los servicios de un asesor de manera continua y periódica.

Muchos inversores buscan asesoría financiera sobre temas relacionados con inversiones y gestión de cuentas porque, aunque conozcan el mercado financiero, no disponen del tiempo necesario para prestar atención a sus inversiones o creen que sus necesidades serán atendidas mejor por un asesor de tiempo completo. Los equipos de profesionales de las asesorías financieras trabajan de diferentes maneras, pero es común que un equipo de profesionales de una asesoría financiera preste servicios continuos de gestión de inversiones, así como asesoramiento continuo sobre cuestiones de planificación financiera que un inversor pueda encontrar.

Estos temas pueden incluir la planificación del patrimonio y los impuestos, los preparativos para la jubilación, el pago de la universidad de los niños y una serie de otras consideraciones.

La ventaja de este tipo de acuerdos es que el inversor no sólo cuenta con un profesional que vigila sus activos, sino que también recibe asesoramiento sobre su situación general a lo largo de las distintas etapas.

Más allá de las tradicionales reuniones en persona, los inversores ahora suelen tener acceso a sus cuentas de forma digital y pueden reunirse con sus asesores virtualmente para algunas o todas sus sesiones de revisión de cartera. Además, muchas asesorías financieras ofrecen un modelo de asesoramiento híbrido, que combina la típica asignación de activos y los servicios de asesoramiento de un asesor tradicional con una plataforma puramente digital.