El permiso de residencia para inversores extranjeros, conocido como Golden Visa, se trata de un visado que otorga España a los extranjeros no residentes interesados en invertir en el país europeo. Esta forma de conseguir el pasaporte español ofrece unas ventajas y derechos que analizamos a continuación.

De acuerdo con la Ley de apoyo a los Emprendedores y su Internacionalización, expendida en septiembre del año 2013, la popularmente conocida Golden Visa se dirige a los extranjeros que sean inversores y también a los trabajadores que efectúen movimientos intraempresariales, profesionales cualificados e investigadores.

Derechos y ventajas al adquirir una Golden Visa

Este visado permite al inversor o inversora residir al menos un año en España y le autoriza una residencia de hasta dos años renovables. La Golden Visa también permite otorgar la residencia al cónyuge y los hijos menores de 18 años del o la solicitante y renovar el permiso.

Cabe destacar el derecho a la libre circulación por el Espacio Schengen (zona en la que 26 naciones europeas diferentes reconocieron la abolición de sus fronteras interiores con otras naciones miembros y fuera de ellas para la libre circulación y sin restricciones de personas, bienes, servicios y capital).

Una de las ventajas más destacadas de la Golden Visa es que solamente es necesario visitar una vez España para mantener el permiso y no es necesario quedarse durante mucho tiempo. Además, obtienes el derecho a trabajar como empresario o empleado una vez se te ha concedido el permiso.

España, una amplia variedad de proyectos en los que invertir

Es importante tener en cuenta que, además de las inversiones inmobiliarias, España ofrece una alta variedad de proyectos empresariales de inversión considerados de interés general. Actualmente, la consolidación del sector industrial, tecnológico y de servicios hace de este país un atractivo destino de grandes inversiones en proyectos empresariales.

Uno de los sectores de mayor interés es el tecnológico que registró un crecimiento de 25.000 millones de euros en 2017 de acuerdo a Ametic, la Asociación de Empresas Electrónicas y Telecomunicaciones de España.

La inversión de capital en España representa una oportunidad atractiva para los extranjeros interesados en un mercado de crecimiento progresivo.

Requisitos

La tramitación de la Golden Visa para inversores extranjeros requiere que el interesado o su representante autorizado presenten una serie de documentos que avalen el cumplimiento de los requisitos generales establecidos por el Ministerio de Asuntos Exteriores.

Algunos de los requerimientos generales son disponer de recursos económicos suficientes para el solicitante y sus familiares, los cuales cubran sus gastos durante su tiempo de residencia y contar con un seguro médico.  Los montos para inversiones significativas que menciona la ley son los siguientes:

  • Activos inmobiliarios de 500.000 euros.
  • Acciones o depósitos bancarios de 1 millón de euros.
  • Deuda pública desde 2 millones de euros.

Dentro de las consideradas inversiones inmobiliarias, la Ley de apoyo al Emprendedor promueve la inversión en viviendas, locales o edificios, cabe destacar que de acuerdo al Artículo 334 del Código Civil español hay una variedad de bienes inmuebles.

La inversión inmobiliaria presenta importantes consideraciones de carácter legal que debe considerar el inversor para evitar el rechazo de su solicitud. La Ley de Prevención de Blanqueo de Capitales establece la obligación de las entidades bancarias a la verificación del origen de los fondos.

De igual forma, la adquisición de propiedades debe estar libre de carga y gravamen por lo que la verificación previa de los activos inmobiliarios o due dilligence es necesaria durante los procesos de adquisiciones de bienes o inversiones de capitales.

 

En Orience International analizamos cada caso y ofrecemos la asesoría para sacar el mayor rendimiento a las ventajas y los derechos de la Golden Visa.

¿HABLAMOS?