Una de las maneras más rápidas para conseguir la residencia en España es a través de la Golden Visa o visado de oro. Si realizas una inversión igual o superior a 500.000 euros, podrás obtener este visado que te da el derecho a residir y trabajar en España. Es decir, esta fórmula permite acceder a los beneficios de un permiso de residencia a cambio de una inversión económica.

La Golden Visa se creó con el objetivo de incentivar la demanda inmobiliaria. Aprobada en España en 2013, ya se encuentra vigente en muchos otros países de la Unión Europea como Malta, Portugal o Grecia.

El visado de oro se enmarcó dentro de la Ley 14/2013 de apoyo a los emprendedores y su internacionalización donde también se incluyó la residencia para quienes realizaran otro tipo de inversiones, como la adquisición de títulos de deuda pública por más de dos millones de euros o la inversión en acciones de una empresa por más de un millón de euros, entre otras.

Requisitos para solicitar la Golden Visa

Aquellos que quieran invertir en España necesitaran presentar una serie de documentos que avalen el cumplimiento de los requisitos generales establecidos por el Ministerio de Asuntos Exteriores.

Los requisitos principales para poder solicitar el visado de oro son:

  • Invertir un mínimo de 500.000 euros en activos inmobiliarios.
  • Ser mayor de 18 años.
  • Disponer de recursos económicos suficientes para el solicitante y sus familiares para poder cubrir los gastos durante su tiempo de residencia.
  • Contar con un seguro público o privado con una entidad aseguradora autorizada.
  • Presentar el certificado de antecedentes penales.
  • Abonar la tasa por la tramitación del visado.

Beneficios de la Golden Visa 

Como hemos dicho, con estos visados se consigue el permiso de residencia por la vía rápida, tanto para la primera concesión inmediata de un año, como para tramitar renovaciones cada dos años.

Por lo tanto, el visado permite al inversor residir al menos un año en España, prorrogable hasta dos años, y también otorga la residencia al cónyuge o hijos menores de edad del solicitante.

Entre las ventajas más destacadas encontramos el derecho a la libre circulación por el Espacio Schengen, la zona en la que 26 naciones europeas reconocieron la abolición de sus fronteras con otras naciones miembros para la libre circulación sin restricciones. Esta libertad de circulación es uno de los principales motivos para tramitar el visado.

También cabe destacar que con la Golden Visa solo es necesario visitar España una vez con tal de mantener el permiso, no hay que quedarse durante mucho tiempo. Además, el inversor obtiene el derecho a trabajar como empresario o empleado una vez concedido el visado.

España, uno de los mejores países para invertir

España ofrece una amplia variedad de proyectos empresariales de inversión y por eso, su Golden Visa es una de las opciones más atractivas para los inversores extranjeros. Con la consolidación del sector industrial, tecnológica y de servicios, España se posiciona como uno de los grandes destinos para los inversores.

Los factores clave convierten España en uno de los mejores países para invertir son, entre otros, el bajo precio del visado, así como la buena calidad de vida del país y la política monetaria española.

¿Aún no sabes si invertir en España? En Orience International analizamos cada caso y ofrecemos asesoramiento para sacar el mayor rendimiento a la Golden Visa.

¡CONTÁCTANOS!