Los europeos, principales inversores de inmuebles en España

Si a principios de año, los marroquíes, chinos y rumanos encabezaban la lista de nacionalidades extracomunitarias compradoras de vivienda, la tendencia ha variado durante el último trimestre. Según datos del Colegio de Registradores de España, en octubre y noviembre los principales compradores foráneos de vivienda en España han sido los británicos, seguidos de los franceses, los alemanes y los belgas en cuarto puesto, posición que a principios de año ocupaban los marroquís.

Así pues, y con datos en las manos, podemos afirmar que la tendencia ha variado y que las nacionalidades comunitarias han ganado peso en el mercado inmobiliario español, en frente de las nacionalidades extracomunitarias.

Si ponemos el foco en la nacionalidad concreta, franceses y británicos están ganando terreno y actualmente representan el 8,38% y el 14,27% de las transacciones, respectivamente. De todos modos, este 14,27% queda lejos del máximo histórico que consiguió Reino Unido en 2008, cuando realizaron un 37,84 de las compraventas.

Si nos fijamos en los franceses, actualmente copan el 8,38% de las compraventas, que van en aumento desde 2017. Los belgas se sitúan en el 6% y se mantienen estables respecto al ejercicio anterior, igual que los italianos que suponen un 5,03 de las transacciones.

En el caso de los rumanos, si las cifras no varían, este 2019 cerrarían el segundo mejor año en la compraventa de viviendas desde 2006.

Finalmente, y centrándonos en las nacionalidades extracomunitarias, China se sitúa este trimestre en el 3,57, la cifra más baja desde 2013, cuando se registró un 3%. Por su lado, los marroquís han ido incrementando su peso dentro del mercado de viviendas, aunque se sitúan por detrás de los países europeos.

Obtención de la Golden Visa

Todas aquellas personas extranjeras no residentes en España que inviertan en bienes inmuebles por valor igual o superior a 500.000 euros, obtendrán la Golden Visa o lo que es lo mismo, el permiso de residencia para inversores.

Este permiso tiene una validez de un año. Una vez transcurrido, se puede pedir una autorización de residencia de inversores, que será otorgada por el plazo de dos años, con posibilidades de renovación para el mismo periodo.

En Orience International podemos asesorarle en todo lo referente al proceso burocrático previo a la obtención de un permiso de residencia en España por inversor, y le recomendaremos las mejores zonas en las que invertir en territorio español.

¡CONTÁCTANOS!