Si bien durante este 2019 nos hemos encontrado con un mercado inmobiliario un tanto paralizado, las previsiones para el próximo 2020 son bien distintas. La sociedad de tasación homologada Tinsa prevé que las compraventas asciendan entre un 3% y un 5% más que el año anterior, lo que supone una gran noticia para aquellos interesados en las inversiones inmobiliarias en España. En general, se prevé que se produzca una estabilidad tanto en la oferta y demanda como en los precios.

Con todo esto, en 2019 los espacios flexibles se han convertido en un auténtico fenómeno global. El mercado flex global ha crecido un 30% desde el 2015 hasta la actualidad, mientras que la contratación total de oficinas lo ha hecho sólo en un 3,8% desde 2013 hasta hoy.

Tras un crecimiento acelerado durante los últimos cinco años, la apertura de nuevas ubicaciones flexibles sigue al alza, con un crecimiento del 28% en el mercado europeo durante el pasado 2018.

El mercado flex en España: una gran oportunidad para inversiones inmobiliarias

Las inversiones inmobiliarias de superficies flexibles han crecido en Barcelona un 47% y un 35% en el caso de Madrid. En términos de superficie dedicada a espacios flexibles, Madrid se posiciona quinta en Europa y Barcelona ocupa el décimo lugar, aunque esta última se encuentra en tercera posición en cuanto a la contratación de este tipo de espacios.

Al final del primer semestre de 2019, la contratación de espacios flexibles ya suponía el 22% de la contratación total de oficinas en Barcelona. En el caso de Madrid, el porcentaje es de un 12% y, aunque sea un poco más bajo, se encuentra igualmente entre las ciudades europeas con un mayor crecimiento.

Expansión de los grandes operadores globales

Grandes operadores globales como WeWork, Regus o Impact Hub están viviendo una fase de crecimiento acelerado. Actualmente, dentro de las tres grandes tipologías de operadores de espacios flexibles (centros de negocio, coworkings y el modelo híbrido), Impact Hub abre tres proyectos en tres ubicaciones clave en Barcelona. Este fue el primer centro de trabajo flexible creado en España y el germen de lo que acabaría siendo LOOM que, en pleno boom del coworking, abre sus dos primeros espacios en Barcelona.

En el último año, los coworkings han crecido un 20% mientras que los espacios híbridos han subido un 75% y los centros de negocio un 5%. Por lo tanto, los operadores apuestan cada vez más por las inversiones inmobiliarias en modelos híbridos y los centros de negocios que ofrecen espacios de coworking.

Localización del flex space

En el caso de Barcelona, hay una tendencia al alza de localización de los espacios flex en la zona de North South Business District (NSBD), una área alejada del centro y que incluye el distrito tecnológico 22@.

En cambio, en Madrid nueve de cada diez se localizan en el centro de la ciudad. Mientras más de la mitad se encuentra instalada en el Central Business District (CBD), el otro 36% lo hace en Secundaria; dentro del anillo de la M-30.

Los operadores de espacios flexibles buscan una localización con buenos accesos y conexiones de transporte, así como proximidad a servicios y a profesionales cualificados y clientes, entre otros. Todo esto es debido a una incansable búsqueda por atraer talento.

¿Quieres invertir en un espacio flex en España? En Orience International somos expertos en inversiones inmobiliarias extranjeras, si necesitas asesoramiento o tienes cualquier duda, no dudes en contactarnos.

¿HABLAMOS?