inversiones inmobiliarias barcelona

Los encantos de Barcelona incluyen algo más que el clima, el mar y el transporte. El ritmo de vida de la vibrante capital catalana le insta a disfrutar de todo lo que ofrece, incluida su refinada cocina y su inspirador paisaje. También cuenta con una bulliciosa escena cultural y recreativa, amplios espacios verdes y una red de servicios y transporte que rivaliza con la de las mejores capitales europeas. Realizar inversiones inmobiliarias en Barcelona es una de las mejores opciones para conseguir la residencia española.

Razones para invertir en Barcelona:

Nivel de vida

Barcelona destaca por sus 2.400 horas de sol al año, sus magníficos y cuidados espacios abiertos y sus fantásticas playas. Además, esta ciudad ofrece una buena cobertura médica, una red de transporte bien desarrollada y una variada oferta de actividades recreativas. Todo ello hace de esta ciudad un destino atractivo no sólo para vivir, sino también para realizar inversiones inmobiliarias en Barcelona con la intención de alquilar o vender posteriormente.

Turismo

A diferencia de otras zonas costeras, Barcelona es un atractivo turístico durante todo el año. Sus características culturales y arquitectónicas, además de sus playas, son sin duda uno de los mayores activos de la ciudad. Además, el buen clima de Barcelona durante todo el año hace que sea un momento fantástico para visitarla en cualquier época del año. Comprar una vivienda en Barcelona en alquiler es una inversión lucrativa porque hay una alta ocupación garantizada durante todo el año.

Una ciudad de futuro con barrios de negocios

Barcelona es el motor de una enorme región económica, una ciudad volcada en las nuevas tecnologías y la sostenibilidad como interesantes perspectivas de negocio, con un fuerte patrimonio industrial y comercial. Recientemente se ha establecido como defensora de industrias como la tecnología móvil, las ciudades inteligentes y la energía verde. También se ha convertido en la sede de algunas de las convenciones tecnológicas más destacadas del mundo, como el Mobile World Congress. Invertir en inmuebles en Barcelona significa invertir en una ciudad con visión de futuro, un rasgo que permite que las propiedades que allí residen tengan un alto potencial de revalorización.

Ubicación privilegiada

Barcelona, al contar con uno de los mayores puertos del Mediterráneo, es el corazón de una eurorregión económica en desarrollo, una plataforma de conexión con América Latina y la capital del Mediterráneo. Además, cuenta con una estación de tren de alta velocidad, un aeropuerto internacional y autopistas que enlazan directamente con la red europea. Todo ello hace de Barcelona un lugar atractivo no sólo para los extranjeros que buscan una segunda residencia, sino también como destino para cualquier empresa global.

Universidades de primera categoría

Ciudad universitaria, Barcelona tiene sus propios barrios estudiantiles situados en la parte suroeste de la ciudad, lejos de las zonas de moda y turísticas. Les Corts y Sants son los barrios universitarios más populares, en los que se respira un ambiente distinto además de una amplia gama de servicios. La capital catalana alberga ocho instituciones de prestigio en diversas áreas. Dos de sus escuelas de negocios (ESADE e IESE) figuran entre las 25 mejores del mundo.

A pesar de la caída del mercado inmobiliario, las posibilidades de obtener viviendas en Barcelona siguen siendo numerosas, cada una con su propio atractivo.

Barrios exclusivos

El tipo de vivienda y los costes de los barrios exclusivos avalan la idea de que las inversiones inmobiliarias en Barcelona no son accesibles a todos los niveles de renta. Las mejores zonas de Barcelona para quienes buscan exclusividad son las que componen la Zona Alta, que incluye los distritos de Les Corts y Sarriá-Sant Gervasi.

Les Corts es una zona tranquila con pubs y restaurantes, así como el estadio del FC Barcelona y varias universidades. Ofrece una gran variedad de servicios y está cerca del transporte público.

Sarriá – Sant Gervasi es un barrio residencial con casas unifamiliares, así como otras propiedades de primera calidad y de alto standing. En sus inmediaciones también se encuentran comercios y restaurantes de primer nivel.

Pedralbes está considerado como uno de los barrios más bonitos de Barcelona, con algunas de las propiedades más lujosas de la ciudad. Este barrio tiene muchos espacios verdes para que los niños jueguen. Es un barrio tranquilo, aislado y poco concurrido, que se distingue por sus enormes y magníficas mansiones y apartamentos de gran altura con espacios comunes amplios y bien cuidados.

El Eixample es uno de los barrios más atractivos de Barcelona, ya que en él se encuentran las obras más importantes de Gaudí, como la Sagrada Familia y la Casa Milá. También es un barrio ideal para formar una familia, ya que ofrece una amplia gama de servicios, desde escuelas hasta enormes espacios abiertos, zonas de recreo, tiendas, etc. También es una comunidad segura que alberga muchas de las oficinas y empresas de la ciudad.

Ciutat Vella es el distrito más antiguo de la ciudad y es uno de los barrios más cautivadores de la ciudad. En él se encuentran algunos de los barrios más destacados de Cataluña, como el Raval, el Barrio Gótico y el Born, y sus pequeñas callejuelas forman un entramado que irradia belleza a la vez que infunde un extraño modernismo. Al ser un lugar eminentemente turístico, los servicios que se ofrecen en la zona están orientados al turismo. Además de la belleza del entorno, algunos de sus tramos están inmediatamente conectados con el Mediterráneo. Si quiere vivir junto al mar, los edificios cercanos al Fórum o al Poblenou son una fantástica opción.

Si desea vivir en un entorno artístico y bohemio, el barrio de Gràcia es excelente. Es un barrio encantador con un laberinto de callejuelas que conectan con enormes plazas repletas de cafés y restaurantes.

¿Listo para empezar una nueva vida en un nuevo hogar? Si le resulta atractivo alguno de estos barrios, puede buscar la propiedad perfecta en Barcelona que se adapte a usted y a su familia.