Permiso de residencia para inversores extranjeros

España es uno de los países más acogedores de Europa y como miembro de la Unión Europea ofrece determinadas facilidades a aquellos ciudadanos de otros estados que quieren vivir en España, así como una seria de derechos con ese permiso de residencia para inversores extranjeros.

Los inversores extranjeros pueden llegar a disfrutar de los mismos derechos que los españoles, incluso el derecho de sufragio que muchos países como Estados Unidos no ofrece.

Tipos de residencia

Hay tres tipos de permiso de residencia para inversores extranjeros:

  • De corta duración, con una duración de máximo 90 días.
  • De larga duración, que implica un periodo superior a 90 días.
  • Residencia permanente.

Aquellos inversores extranjeros que busquen una segunda ciudadanía, la residencia permanente es la vía para obtenerla.

Permiso de residencia española permanente

El permiso de residencia para inversos extranjeros permanente es la autorización que concede el gobierno español a un extranjero no comunitario para residir y trabajar legalmente en el país de manera indefinida, en las mismas condiciones que los españoles.

En este sentido, los derechos de los extranjeros se encuentran regulados en la Ley Orgánica 4/2000 de 11 de enero sobre derechos y libertades de los extranjeros en España y su integración social.

Derechos obtenidos con el permiso de residencia para extranjeros 

En virtud de esta norma jurídica, los extranjeros tienen los mismos derechos reconocidos para los españoles en la Constitución Española, pudiendo destacar:

Derechos del permiso de residencia para inversores extranjeros en España

  • El derecho a la documentación

Los extranjeros residentes tienen el derecho y el deber de conservar la documentación que acredite su identidad como su pasaporte.

  • El derecho a la libre circulación

Los extranjeros residentes tienen el derecho de circular libremente en el país y elegir su residencia en el territorio. También, tiene el derecho de salir y regresar libremente al país.

  • El derecho de sufragio

Los extranjeros residentes en España podrán votar en las elecciones municipales.

  • El derecho de educación

Los extranjeros residentes menores de 16 años tendrán el derecho y deber a la educación. Esta incluye el acceso a una enseñanza básica, gratuita y obligatoria y los menores de 18 años también tendrán acceso a la postobligatoria.

  • El derecho al trabajo y a la Seguridad Social

Los extranjeros residentes tendrán derecho a ejercer una actividad remunerada por cuenta propia o ajena, así como a acceder al sistema de la Seguridad Social.

  • El derecho a la asistencia sanitaria

Los extranjeros residentes tienen derecho a la asistencia sanitaria que ofrece el país.

  • El derecho en materia de vivienda

Los extranjeros residentes tienen derecho a acceder a los sistemas públicos de ayudas en materia de vivienda en las mismas condiciones que los españoles.

  • El derecho a la Seguridad Social y a los Servicios Sociales

Los extranjeros residentes podrán acceder a las prestaciones y servicios de la Seguridad Social en las mismas condiciones que los españoles, así como a los servicios y prestaciones sociales.

  • El derecho a la intimidad familiar

Todos los extranjeros residentes tienen derecho a la vida en familia y a la intimidad familiar.

  • Libertades de reunión y manifestación

Todos los extranjeros residentes disponen al derecho a reunión en las mismas condiciones de españoles.

  • Libertad de asociación

Todos los extranjeros residentes tienen el derecho de asociación en las mismas condiciones que los españoles.

  • Libertad de sindicación y huelga

Los extranjeros residentes podrán sindicarse libremente o afiliarse a una organización profesional bajo las mismas condiciones que los españoles.

 

De esta manera, inversores extranjeros y sus familias con un permiso de residencia para inversores extranjeros permanente en España pueden disfrutar de una vida al igual que los españoles, con libertad y en paz.