golden visa españa

¿Está pensando en jubilarse en España? España es el país más grande del sur de Europa, con una población de casi 47 millones de habitantes. Cuenta con numerosas e impresionantes playas y cadenas montañosas como Sierra Nevada y los Pirineos. Tanto si prefiere vivir junto al mar Mediterráneo, en la montaña, en fincas en el campo o en sus sofisticadas ciudades, España lo ofrece todo. El clima soleado, la deliciosa cocina, su ritmo de vida relajado y la amabilidad de su gente hacen de España un país atractivo para vivir gracias a la Golden Visa España.

¿Por qué escoger España como su país de jubilación?

El coste de la vida en España es también uno de los más bajos de Europa, lo que lo convierte en una opción asequible para los expatriados que se jubilan. La encuesta Expat Insider 2021 sitúa a España en el octavo puesto del índice de calidad de vida.

Además, el sistema sanitario público español está entre los mejores del mundo. Los médicos son capaces y están bien formados, con una red adecuada de hospitales y centros médicos. También existe un seguro médico privado a través de varias compañías.

La delincuencia y la violencia también son mínimas. En junio de 2021, el Instituto para la Economía y la Paz situó a España en el puesto 31 de 163 países en cuanto a tranquilidad general. Además, la Golden Visa España también permite viajar sin restricciones dentro del espacio Schengen Europeo.

Los expatriados representan alrededor del 12% de la población española, repartidos por las 17 regiones oficiales del país. Hay comunidades de expatriados en lugares como Marbella, Alicante, Mallorca, Torrevieja, Madrid, Barcelona y Valencia.

Hay varias formas de jubilarse en España

1. La primera opción es el visado de residencia no lucrativa. El Visado de Residencia no lucrativa está destinado a las personas que desean emigrar a España y tienen medios económicos suficientes para vivir en España sin necesidad de trabajar. Para obtener este permiso es necesario demostrar que se dispone de medios económicos suficientes para vivir en España. Esto puede hacerse presentando documentos que demuestren que se recibe una cantidad mensual fija de forma permanente, como un fondo de pensiones, o documentos bancarios que muestren el saldo medio del banco durante un año, incluyendo el nombre del cliente y el número de cuenta. En 2021, los ingresos mínimos anuales para el visado de residencia sin ánimo de lucro ascienden a 27.115,20 euros, con 6.778,80 euros adicionales por miembro de la familia, y extractos bancarios de los últimos seis meses.

El visado de residencia no lucrativa también requiere un certificado de antecedentes penales y un certificado médico. Este visado sólo permite residir legalmente en España, pero no trabajar en el país, y debe renovarse cada año. Para poder renovarlo, hay que pasar al menos 183 días en el país. El visado de residencia no lucrativa tiene una validez de tres meses y 15 días. Una vez obtenido el visado de residencia sin ánimo de lucro, hay que solicitar el permiso de residencia no lucrativo, que se renueva cada año.

El Permiso de Residencia no lucrativo se expide inicialmente con una validez de dos años, y puede renovarse por otros cinco años con el requisito de permanecer al menos seis meses al año con un Permiso de Residencia no lucrativo en España durante los dos últimos años. Esto también significa que las personas con el Permiso de Residencia No Lucrativo se convertirán en residentes fiscales y tributarán en función de su renta mundial (sujeto a los tratados de doble imposición).

Los miembros de la familia de una persona con el Visado y Permiso de Residencia No Lucrativa también pueden solicitar la residencia. En el caso de los menores, el Permiso de Residencia No Lucrativo les permitirá ir a la escuela. Habrá que presentar una prueba de la capacidad financiera para cubrir las necesidades y los gastos de los miembros de la familia. Después de cinco años, se podrá obtener un permiso de residencia de larga duración en España, que permite vivir en el país sin renovarlo durante cinco años, y finalmente, obtener la nacionalidad española. Los ciudadanos de América Latina o Filipinas sólo necesitan dos años con el visado no lucrativo para solicitar la nacionalidad española.

2. La segunda opción es a través de la Golden Visa España. También conocido como el Visado de Inversor de España, el Visado de Oro es un permiso de residencia que se concede a las personas que realizan una inversión considerable en bienes inmuebles, en acciones de empresas o en la deuda pública española. También se puede invertir en nuevas empresas que creen oportunidades de empleo para los ciudadanos españoles, que tengan un impacto socioeconómico significativo o que tengan un impacto en la ciencia y la tecnología. La inversión mínima para los bienes inmuebles es de 500.000 euros. Para acciones o empresas, la inversión mínima debe ser de 1.000.000€, mientras que los bonos del Estado requieren una inversión de 2.000.000€. Los depósitos bancarios deben ascender a 1.000.000€ en una cuenta bancaria española.

Los requisitos para la Golden Visa España incluyen la prueba de las inversiones realizadas en las opciones mencionadas, un seguro médico válido en España, medios financieros suficientes y antecedentes penales claros. El programa Golden Visa concede a los inversores y a sus familias la posibilidad de obtener la residencia temporal. Una vez cumplidas las condiciones de las inversiones, se puede solicitar un permiso de residencia, que puede renovarse después de la validez inicial de dos años siempre que se mantenga la inversión.

Jubilarse como expatriado puede ser emocionante: si busca un ritmo de vida lento y relajado, disfrutar de su “edad de oro” en España puede ser suyo.