nacionalidad española por inversión

El perfecto clima Mediterráneo en España combinado con las otras ventajas que trae vivir en el país, hacen que el país se sitúe en tercer lugar en un estudio sobre los destinos más populares a los que trasladarse, por detrás de Canadá y Japón. En este artículo os vamos a exponer los beneficios de la nacionalidad española por inversión.

Es por eso que el número de empresarios extranjeros que deciden cambiar su ubicación ha aumentado en los últimos años, puesto que con una inversión de un mínimo de 500.000€ en bienes inmobiliarios en España se te concederá el permiso de residencia, también conocido con la Golden Visa España y después de un periodo de tiempo, la nacionalidad. La nacionalidad española por inversión permite al poseedor de la visa junto con su familia inmediata, la posibilidad de vivir, trabajar y estudiar en España.

Requisitos para la obtención de la nacionalidad española por inversión

A fin de obtener la nacionalidad española por inversión deberás cumplir con los requisitos necesarios que permitirán al principal solicitante y familiares inmediatos beneficiarse de la nacionalidad, lo que incluye la oportunidad de viajar a los países Schengen sin la necesidad de visados adicionales.

El principal requisito para poder presentar la solicitud para la nacionalidad española, además de carecer de antecedentes penales, es cumplir con el periodo de tiempo de residencia legal exigidos previamente a adquirir la nacionalidad. Los plazos varían dependiendo del lugar de origen del solicitante, pero el supuesto general para conseguir la nacionalidad es de 10 años de residencia legal y continuada en España.

En el caso de los nacionales de origen de países iberoamericanos, Andorra, Filipinas, Guinea Ecuatorial o Portugal o sefardíes, podrán solicitar la nacionalidad después de un plazo de 2 años de residencia legal y continuada en España.

Otro requisito indispensable para obtener la nacionalidad española es aprobar los exámenes CCSE y DELE A2, donde se ponen a prueba los conocimientos constitucionales y socioculturales, y la competencia en la lengua castellana.

Una vez que cumpla con todos estos requisitos y presente su documentación en vigor, podrá ser elegible para obtener la nacionalidad y así beneficiarse de las ventajas que conlleva poseer un pasaporte español y el DNI, lo que incluye transmitir nacionalidad a sus hijos y reagruparse con su cónyuge, padres o hermanos con mayor facilidad que siendo extranjero residente legal.

Una buena opción para vivir su jubilación

La principal razón por la cual los jubilados eligen España como su nuevo hogar, como también familias extranjeras que buscan el mejor lugar donde vivir durante esta pandemia, es el derecho a sanidad pública. Los españoles por nacionalidad obtienen la Seguridad Social, lo que les da el derecho de recibir sanidad pública en las mismas condiciones que los españoles.

Libertad de movimiento con la nacionalidad española por inversión

Para empresarios residentes legales en España que viajan constantemente al extranjero, o para aquellos que disfrutan visitar diferentes países por trabajo o ocio, ser de nacionalidad española es una gran ventaja. Los españoles tienen la posibilidad de viajar a un gran número de países sin la necesidad de obtener un visado adicional. Como siendo de nacionalidad española te conviertes en ciudadano de la Unión Europea, conlleva a tener el derecho de residir y trabajar en cualquier país de la Unión. Además, el Consulado de España te concederá auxilio en cualquier lugar en el que te encuentres, si por algún caso sufres algún inconveniente, como el perder el pasaporte durante tus vacaciones.

En Orience International nos aseguramos de que si eres un extranjero residente del país legalmente, o deseas mudarte a España mediante una inversión y conseguir un permiso de residencia, ayudarte a elegir el mejor programa para ti y tu familia. Te acompañaremos durante el proceso para obtener la nacionalidad española para que puedas disfrutar de sus beneficios.