Según el estudio Cities for the Best Work-Life Balance 2019, Barcelona es la octava ciudad del mundo con mejor equilibrio entre trabajo y vida personal, o lo que es lo mismo, bienestar, con una puntuación de 82,2 sobre 100. Una calificación que, junto con resultados de otros informes, la convierten en un escenario perfecto para inversiones inmobiliarias y captación de otro tipo inversiones.

Este informe, también destaca ámbitos como el del LGTBI e igualdad, en el que Barcelona se sitúa en la cuarta posición o el tiempo de desplazamiento al lugar de trabajo, que ocupa la octava posición.

Si ponemos el foco en la innovación, la ciudad de Barcelona es la cuarta urbe europea del ranking. Es importante destacar el avance de este indicador, ya que en 2014 Barcelona ocupaba el puesto 56º. En cuanto a la revolución digital, la capital catalana es la quinta del mundo en atracción de talento y la tercera europea donde iniciar una start-up.

Por otro lado, según el Global Power City Index 2019, Barcelona despunta en competitividad global, situándose en la posición 22 y ocupa una posición relevante en cuanto a la captación de proyectos de inversión extranjera (Global Cities Investment Monitor 2019).

Finalmente es interesante destacar el papel de Barcelona en cuanto a la celebración de congresos internacionales. Según el ranking de la International Congress and Convention Association, la capital catalana es la cuarta en cantidad de certámenes y lleva más de 19 años consecutivos entre las cinco primeras de la lista.

En resumen, podemos afirmar que Barcelona se posiciona a nivel mundial como una ciudad con un gran atractivo para los inversores extranjeros. Si estás pensando en inversiones inmobiliarias y necesitas que te asesoremos de forma legal y fiscal para facilitarte los trámites administrativos, contacta con nosotros.

¿HABLAMOS?